‘Standard and Short RoM Isokinetic Testing: Comparative Analysis in Identifying Submaximal Shoulder External Rotator Effort’, a research study published by the Joaquim Chaler, lecturer in the Degree in International Physiotherapy,

Una de las características del profesorado del Grado en Fisioterapia Internacional es su dedicación al ámbito de la investigación. En esta ocasión, destacaremos el estudio ‘Standard and Short RoM Isokinetic Testing: Comparative Analysis in Identifying Submaximal Shoulder External Rotator Effort’, en el cual, ha participado el profesor Joaquim Chaler, especialista en Medicina Física y rehabilitación.

El estudio se centra en un parámetro relacionado isocinéticamente que marca la diferencia entre los ratios de fuerza excéntrica-concéntrica a dos velocidades de test diferentes (DEC), basadas en el rango de movimiento (RoM) de 60° (estándar), el cual, ha demostrado ser altamente eficiente para la detección de esfuerzos musculares simulados. El objetivo de esta publicación es verificar si un DEC, derivado de un test RoM mucho más corto (20°) era tan útil como un derivado de RoM largo.

Para llevarlo a cabo, 18 hombres con un buen estado de salud (de 32,4 ± 6,4 años) participaron en este estudio, enfocado a medir la fuerza isocinética de rotación externa del hombro. Los participantes realizaron un esfuerzo máximo del rotador externo de hombro (ocho pares de contracciones concéntricas y excéntricas a alta y baja velocidad en RoM corto y largo) y, a continuación, se les pidió que simularan el esfuerzo máximo. Se ajustaron las velocidades de contracción aplicando un gradiente 1:4 y se registraron momentos punta.

Seguidamente, se calcularon las dos condiciones DEC, restando los ratios de fuerza excéntrica y concéntrica a baja velocidad de las de alta velocidad. Curiosamente, las puntuaciones DEC en el esfuerzo simulado eran significativamente superiores a las de esfuerzo máximo en ambas condiciones, en hombres. Esto permitió establecer los niveles límites específicos para separar los esfuerzos. Ambos enfoques mostraron una sensibilidad coincidente (78%) mientras que el RoM corto mostró una especificidad aún más alta: 88% contra 78%. Por tanto, el protocolo RoM corto proporciona una potencia de detección clínicamente aceptable.

En este enlace, puedes consultar esta publicación del profesor Joaquim Chaler.